sábado, 26 de diciembre de 2015

FIFAGATE, LA RUTA DEL DINERO

LUCIA BALDOMIR26 dic 2015
Las declaraciones ante la Justicia del expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y exvicepresidente de FIFA, Eugenio Figueredo, dejaron en evidencia la ruta del lavado de dinero que se hacía en Uruguay, y abren una etapa de la investigación que incluirá citaciones a escribanos, contadores, a integrantes de un cambio y de una empresa constructora.
La jueza Adriana de los Santos hizo lugar al pedido del fiscal Juan Gómez, y el jueves procesó con prisión a Figueredo por un delito continuado de estafa en reiteración real con un delito continuado de lavado de activos. Figueredo había sido extraditado al país el miércoles.
En su dictamen, el fiscal relató detalles de las maniobras que Figueredo confesó ante la Justicia haber llevado adelante.
Según Gómez, Figueredo canalizaba su dinero en Uruguay mayormente a través de inversiones inmobiliarias "con la cooperación de la empresa Weiss Sztryk Weiss". Para ingresar el dinero, una forma era "la realización de aportes que solo para la construcción de un hotel y la compra de un terreno contiguo se situaba en US$ 3 millones aproximadamente, manifestando que era por sumas entre los US$ 150.000 y US$ 200.000, con la particularidad de que la propia contadora de la empresa se negaba a introducirlas al mercado financiero, ante lo cual, uno de los integrantes de la firma se encargaba de hacerlo, obviamente sin dificultad", señala el pedido de Gómez.
Asimismo, Figueredo "admitió otras operaciones inmobiliarias" con Weiss Sztryk Weiss "tanto sobre bienes en Montevideo, como en el departamento de Maldonado, refiriendo en este último caso, a vía de ejemplo, la adquisición de dos apartamentos a los cuales se refiere de escaso valor, y la compra de un terreno, en la rambla, aportando por su participación aproximadamente US$ 1 millón, con el propósito de la construcción de un hotel, en el cual tendría un porcentaje de un 10% aproximadamente".
El País consultó al respecto a Ricardo Weiss, cofundador del estudio Weiss Sztryk Weiss, quien dijo: "Hace 45 años que trabajamos y tenemos una trayectoria limpia, no somos cómplices de nada. Trabajamos con total honestidad y no colaboramos con cosas que no son las adecuadas. Nos vamos a defender porque actuamos con absoluta buena fe sin estar al margen de la ley. Eugenio Figueredo es una persona pública, que está vinculada hace más de 20 años cuando teníamos Atijas Weiss, y no es una persona que apareció como paracaidista".
La empresa constructora ya había declarado ante la Justicia previo a la comparecencia de Figueredo.
La otra forma de ingresar el dinero al país era "mediante giros efectuados directamente por la empresa Full Play al banco Santander, en muchos casos a la sucursal Punta del Este, que no eran dirigidos a su nombre, y que los representantes de la mencionada empresa disponían sin otro trámite". Según indicó Gómez, nunca se realizó un reporte de operación sospechosa ante el Banco Central al respecto.
Figueredo sostuvo, por otra parte, que la forma de recibir el dinero en efectivo que aportó a estos negocios fue "mediante giros a un cambio".
Tanto los escribanos que intervinieron en las diversas transacciones, como el cambio y los individuos que intervinieron en la compra de las sociedades que utilizó y en la concreción de las inversiones inmobiliarias, serán citados a declarar.

"Plata dulce".

Para concretar todas estas operaciones, Figueredo, según señaló el fiscal, reconoció los manejos indebidos de dinero en la Confederación, y planteó que "al asumir como presidente de la misma procuró legalizar la plata dulce que se repartían en ejemplo sin parangón, en una red de corrupción que lamentablemente azotó al fútbol sudamericano, en impunidad que se ha mantenido por décadas". Por mes Figueredo recibía US$ 90.000. Su abogada insiste en que el exdirigente negó haber recibido coimas.
Según precisó Gómez, "Figueredo afirmó que en el último período percibió 40.000 dólares mensuales en su calidad de presidente de la Conmebol, y admitió que tal retribución, que no constaba en los balances de esa institución, fue instaurada desde hacía décadas por los diferentes ejecutivos y que fue paulatinamente incrementándose, recibiendo 5.000 dólares y viáticos primero, luego 10.000 dólares, posteriormente 15.000 para, en determinado momento, situarla en 30.000 dólares sin viáticos, correspondiendo en todos los casos la mitad de esa cifra a los presidentes de las asociaciones integrantes de la Conmebol. Hoy esa retribución alcanza a los 40.000 dólares mensuales al presidente, y US$ 20.000 mensuales a cada presidente de las diversas Asociaciones", agregó.
Pero a esto se suma que simultáneamente "percibía cifras mensuales aproximadas a los 50.000 dólares de empresas vinculadas a los diversos torneos, como ser Sub-20, Sub-17, etc., a los que concurría con la finalidad de organizarlos, siendo las empresas que realizaban esos pagos indebidos T&T y Torneos y Competencias".
Además, Figueredo confesó, según Gómez, "haber recibido importantes sumas de dinero de la empresa Full Play Group señalando, únicamente a vía de ejemplo, que recibió sumas superiores a las que dice recibieron los presidentes de las diversas Asociaciones, en el caso US$ 400.000 cada uno, por la firma de contratos de derechos de televisación, en los que participó la mencionada empresa".
Por todo esto, Gómez concluyó que Figueredo "desde la época en que asumió como miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol recibía importantes sumas de dinero en función de estratagemas que urdían diversos integrantes de la Confederación, con la finalidad, estando exclusivamente a las palabras del indiciado, de mantener un statu quo de una aviesa forma de corrupción". Para esto "se evitaba el llamado a oferentes y/o nuevos contratantes para la comercialización de los derechos de televisación de los distintos torneos organizados en el ámbito de la Confederación", lo que perjudicaba a clubes y jugadores.
La investigación se había iniciado en 2013 a raíz de una denuncia realizada por varios equipos de fútbol y la Mutual de Futbolistas, que acusaron la existencia de una "organización criminal" que se apropiaba del dinero que tendría que ir a parar a los clubes. Figueredo, según dejó constancia el fiscal del caso, admitió que se realizaron "verdaderos comportamientos extorsivos" contra los clubes firmantes de la denuncia, hechos que también pasarán a integrar la carpeta de la investigación.

Figueredo fue internado

Eugenio Figueredo, de 83 años, pasó la Noche Buena en la cárcel Central, pero sobre el mediodía de ayer fue trasladado a la Asociación Española debido a que se descompuso. Al ordenar la prisión preventiva la jueza Adriana de los Santos, si bien rechazó la solicitud de prisión domiciliaria planteada por la abogada de Figueredo, solicitó al Ministerio del Interior que el expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol "sea controlado por médico y se le suministre toda la medicación que necesita". La abogada de Figueredo, Karen Pintos, había argumentado que los problemas de salud de su defendido se encuentran "certificados" . Si bien no quiso dar detalles de la afección que padece afirmó que Figueredo, antes de ser privado de su libertad, "ya padecía un cúmulo de enfermedades".

Dinero "dulce" que recibió


US$ 40.000 DE CONMEBOL


Figueredo dijo que mensualmente cobraba US$ 40.000. Dijo que en su calidad de presidente de la Conmebol la cifra no constaba en los balances de la institución pese a haber sido instaurada desde hacía décadas por los diferentes ejecutivos. La cifra se había venido incrementando partiendo de los US$ 5.000. Para tener una referencia, el salario de Tabaré Vázquez es de US$ 10.000 y el de Barack Obama de US$ 33.000.

US$ 50.000 DE EMPRESAS


El expresidente de la Conmebol sostuvo ante la Justicia uruguaya que simultáneamente con su salario, percibía cifras mensuales aproximadas a los US$ 50.000 de empresas vinculadas a torneos como ser Sub-20, Sub-17, y otros a los que concurría con la finalidad de organizarlos. Las empresas que realizaban esos pagos "indebidos" eran, según reflejó el fiscal en su vista, "T&T y Torneos y Competencias".

MÁS DE US$ 400.000


El exvicepresidente de la FIFA "confesó haber recibido importantes sumas de dinero de la empresa Full Play Group, señalando, únicamente a vía de ejemplo, que recibió sumas superiores a las que dice recibieron los presidentes de las diversas Asociaciones, en el caso, 400.000 dólares cada uno, por la firma de contratos de derechos de televisación, en los que participó la empresa", señaló el fiscal Juan Gómez.
Fuente: Diario El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada